La Guerra de los Cárdenas y los Valdeblánquez

Testimonios sobre un conflicto entre familias dibulleras. Dibulla, La Guajira, Colombia

LA GUERRA

El 16 de agosto de 1970, José Antonio “Toño” Cárdenas, mató a Hilario Valdeblánquez. Los Cárdenas y Valdeblánquez,  hasta ese momento vecinas de Dibulla y quienes compartían negocios con los indígenas de la Sierra Nevada, se enfrascaron en una venganza de sangre despiadada y dolorosa.

Los titulares sobre ella empezaron a figurar con decisión hacia 1974, fecha aproximada del boom del cultivo de marihuana en la Sierra Nevada de Santa Marta. 

Elementos como la bonanza marimbera, las mafias, el honor, los wayúu, La Guajira y la Sierra Nevada de Santa Marta usualmente fueron relacionados con el conflicto. La historia, si acaso ha terminado, pareció tener un triste fin en 1989 con la muerte de Hugo Nelson Cárdenas Cárdenas. Hugo, de 13 años,  esperaba el bus para ir a su colegio en Santa Marta.

La guerra de los Cárdenas y los Valdeblánquez fue tal vez el caso más sonado, sino el único, de conflictos entre familias en La Guajira. Las familias Pinto y Gómez, conocidos popularmente como los Gavilanes, fueron protagonistas de otro cruento y sonado conflicto entre familias ocurrido en Riohacha. 

Diario del Caribe, Barranquilla, abril 13, 1989. 

ZONA DE ESTUDIO